Cipriani: del Cocktail Bellini a la mejor pasta italiana al huevo

Cipriani: del Cocktail Bellini a la mejor pasta italiana al huevo

Verano del 1928, Giuseppe Cipriani trabajaba en la barra del Hotel Europa en Venecia. Un día, un joven estadounidense aficionado a la bebida dejó de consumir, no por qué no quisiera beber más sino porque no tenía más dinero. Cipriani se dio cuenta y decidió prestarle dinero para satisfacer su sed. Más tarde se marchó y no supo nada más de él. Hasta que tres años más tarde, el turista volvió, le devolvió el dinero y añadió la cantidad necesaria para que abrieran un bar juntos.  Este hombre era Harry Pickering y así nació el famoso Harry’s bar.

Con el tiempo su fama creció rápidamente, su famoso prosecco de melocotón conociodo como Bellini también crecía como la espuma y en el pequeño local se juntaban gente de renombre como Ernest Hemingway, Maria Callas, Winston Churchill, Osron Welles, Peggy Guggenheim o Marcello Mastroianni. De esta época ha pasado ya mucho tiempo, pero el local ha pasado generaciones intentando no perder la sencillez exquisita del principio, aunque ahora se haya convertido en un bar más turístico y vive de su leyenda.

A mediados de los años 80 nació Cipriani food como un laboratorio para hacer la pasta, el pan y los postres servidos en el Restaurante Cipriani. Después de la buena acogida entre los clientes, decidieron embarcarse a la comercialización. Y así nace la línea de pasta al huevo gourmet de Cipriani. Para obtener la calidad de este producto se basan en tres cosas: la harina: solo sémola de trigo duro de primera calidad, los huevos: siempre frescos, siete por cada quilo de sémola; y el procesamiento: siempre con cuidado de no calentar la mezcla. Con un lento secado y a baja temperatura da como resultado un producto inimitable. Esto es gracias a una máquina ideada por el propio Arrigo Cipriani que está diseñada para trabajar la masa como si lo estuviera haciendo una persona de forma manual hasta conseguir una pasta elástica y de solo 0,6 mm. Con esto consiguen que con 250gr. de pasta se pueden servir 5 porciones. Tiene todas las características de una pasta fresca y la clave a la hora de cocinarla según el propio Cipriani es hervirla con mucha agua para mantener el almidón y que no quede pegajosa en solo 3 minutos.

El Taglionini es la más característica, pero podemos encontrar diferentes formas tal como podréis ver en nuestra tienda web. 

--> Haz click aquí!